Inicio » Actualidad » COMUNICADO: DÍA DE LA MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS DE ETA 2020

COMUNICADO: DÍA DE LA MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS DE ETA 2020

Buenos días a todos.

Hoy recordamos que el Parlamento de Navarra estableció en Marzo de 2015 la fecha del 11 de Febrero como el "Día en memoria de los desplazados forzosos por ETA y de todas sus víctimas de crímenes contra la humanidad", tras la propuesta de la asociación “Dignidad y Justicia”.

Pero parece que este año esta importante declaración ha pasado desapercibida para el Parlamento de Navarra en el que ni siquiera se ha mencionado el pasado martes día 11 de Febrero. ¿ Ya no les parece importante ? A nosotros sí y por eso celebraremos este acto cada año en las proximidades de esa fecha.

La declaración del Parlamento de Navarra reflejaba a la perfección lo sucedido durante décadas, reconociendo y condenando con firmeza “la limpieza nacional, los crímenes contra la humanidad y los actos de genocidio cometidos por la izquierda abertzale y su brazo armado ETA”. Lo repito por si no me han escuchado bien : “actos de genocidio cometidos por la izquierda abertzale y su brazo armado ETA”

No creemos que hayan acudido hoy aquí representantes de la izquierda abertzale. Esos que aún no ha condenado los asesinatos de ETA y que no han mostrado arrepentimiento alguno por ese genocidio. Esos que apostaron en su momento por la “socialización del sufrimiento” extendiendo el sangriento curriculum de ETA de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado a otros grupos como profesores universitarios, empresarios, jueces, periodistas, políticos y otras personas que simplemente se significaban por sentirse españolas o por oponerse a la violencia y a sus consignas totalitarias y excluyentes.

Los “socializadores del sufrimiento” eligieron como objetivos de sus crímenes a significados miembros de cada uno de esos grupos, y amenazaron y extorsionaron a otros, para, o bien silenciarlos o, aún mejor, conseguir que abandonaran masivamente Navarra o la Comunidad Autónoma Vasca si es que querían salvar sus vidas. Esas decenas de miles de exiliados que además de no molestar más, dejaban de ser votantes.

Pero quienes sí han sido habituales en este acto han sido algunos representantes de otros partidos que con su silencio cómplice y en aras de un proceso de imaginaria construcción nacional vasca, siempre con el objetivo de anexionarse Navarra, se aprovecharon de la actuación de la izquierda abertzale para conseguir réditos políticos. Los que, en palabras de su “histórico” líder, recogieron las nueces.

Esos que vienen a aparentar su apoyo a las víctimas de ETA, pero que simultáneamente pretenden diluirlas en un conglomerado de víctimas de todo tipo como si las víctimas de ETA fueran otras más, como las de tráfico, las de un atraco o las de la violencia de género. O lo que es peor, víctimas equiparables causadas por el “conflicto” entre dos bandos. Que sepan que no. Las víctimas de ETA fueron directamente escogidas como representantes directos de nuestro país, el de todos, que tiene por nombre España y de su estado democrático y de derecho, con la firme e inequívoca intención de imponer a través del terror un régimen totalitario a la medida de sus ideales.

page1image38844096 page1image38843328page1image38844480

Esos partidos que acuden a este tipo de actos para robarles el protagonismo a las víctimas de ETA sacándose las fotos ante los medios de comunicación y así demostrando ante su parroquia lo mucho que se preocupan. Esos, cuyos verdaderos jefes en la Comunidad Autónoma Vasca negocian directamente con el gobierno de España para expulsar a la Guardia Civil de Navarra y que acuden a las manifestaciones de apoyo a los violentos de Alsasua.

Antes de “socializar el sufrimiento”, la Policía Nacional, la Guardia Civil y el Ejército, símbolos de unidad y de protección de la sociedad democrática, fueron el primer objetivo de los crímenes de la banda ETA para, aniquilarlos, o al menos expulsarlos de Navarra y de donde fuera posible.

Desde aquí mostramos nuestro agradecimiento, apoyo y solidaridad con todos ellos. Queremos seguir teniéndolos aquí con nosotros.

Pero el problema actual de Navarra no radica sólo en la izquierda abertzale ni en sus recoge-nueces. El mayor dolor reciente lo han ocasionado aquellos que habiendo firmado la declaración del Parlamento de Navarra de 2015 y teniendo compañeros que sufrieron los zarpazos de ETA, han mentido sobre sus verdaderas intenciones para alcanzar el poder.

Todavía resuenan en nuestros oídos las palabras de Alfredo Perez Rubalcaba el 13 de Marzo de 2004 después de los trágicos atentados de Madrid cuando dijo “Los españoles se merecen un gobierno que no les mienta”

Recordemos ahora las palabras del actual presidente del gobierno de España en Navarra Televisión :

“Con Bildu no vamos a pactar. Si quiere lo digo 5 veces o 20 durante la entrevista. Con Bildu no vamos a pactar. Con Bildu, se lo repito, no vamos a pactar. Si quiere se lo repito otra vez.”

¿Y qué decir de la actual presidenta regional, negando por activa y por pasiva sus pactos y luego sentándose a negociar los presupuestos con los herederos del brazo político de ETA ? Y nada menos que con uno de los firmantes y defensores de la “Ponencia Oldartzen” detonadora de la “socialización del sufrimiento” entre políticos y periodistas, cuya primera víctima fue Gregorio Ordóñez.

Son Uds. los que ya nos han “helado la sangre”, cumpliendo la profecía de Pilar Ruiz, la madre de Joxeba Pagazaurtundúa. Por ello nos preguntamos: ¿Cómo pueden ser capaces de mantener la mirada sin agachar la cabeza ante los ojos dignos de los Pagaza, de los Múgica y de todos los familiares de las casi 1000 víctimas, muchas de ellas hoy entre nosotros? ¿para qué habrán servido sus muertes si Uds. se convierten en los cómplices necesarios para el blanqueamiento de sus asesinos?

La declaración del Parlamento de Navarra también requería al departamento de educación “la elaboración de aquellas directrices y medidas necesarias para la inclusión de los actos de genocidio y los crímenes contra la humanidad de la izquierda abertzale violenta en el material didáctico a todos los niveles en el territorio de Navarra, en cumplimiento de la resolución 60/147 de la Asamblea General de Naciones Unidas de 16 de diciembre de 2005”.

El departamento de Paz y Convivencia ha anunciado recientemente, lo que parece una buena noticia, la inclusión de nuevas unidades didácticas que esperamos vayan en ese sentido, pero nos preguntamos cómo puede ser compatible y coherente desde un gobierno explicar la maldad de unos actos cuando se comulga y se pacta a conveniencia con quienes no los condenan, con quienes mantienen en sus listas electorales a procesados por pertenencia a banda armada y con quienes reciben a los asesinos salidos de las cárceles como héroes.

Agradecemos a todas las personas civiles, militares, miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado o políticos de cualquier partido que “de corazón” y desde su convencimiento sincero están aquí o en cualquier otro acto de homenaje apoyando a las víctimas.

Pero no podemos decir lo mismo a los que simultáneamente están en las concentraciones de apoyo a los violentos y a los presos etarras, o a los que humillan a las víctimas blanqueando a los cómplices de sus asesinatos.
Eso es incompatible con participar en este acto.

Asociación Navarra de Víctimas del Terrorismo de ETA (Anvite), Vecinos de Paz de Berriozar, Fundación Tomás Caballero, Sociedad Civil Navarra, Libertad Ya, Recuperar Navarra, Doble 12, Asociación Cultural Pompaelo y Asociación por la Tolerancia llevamos 5 años conmemorando la declaración del Parlamento de Navarra de 2015 y nos comprometemos a seguir recordándola y a denunciar a los que pretendan olvidar o falsear la historia del terror de ETA.

Invitamos a recapacitar y a recordar que aunque ETA haya dejado las armas, ha dejado una herencia ideológica y de intolerancia incompatibles con la libertad y la democracia. Una herencia que todos los demócratas tenemos la obligación de ver, para poder rechazarla y combatirla. Por muy conveniente que resulte cerrar los ojos para los intereses partidistas a corto plazo.

Desgraciadamente todavía quedan muy lejanas las exigencias habituales de todas las asociaciones tanto de víctimas del terrorismo como ciudadanas por la paz y la convivencia, y que se resumen en

VERDAD, MEMORIA, DIGNIDAD Y JUSTICIA. Pamplona, 16 de Febrero de 2020